La guerra fría en el Medio Oriente

Al finalizar la Segunda Guerra Mundial, Estados Unidos apoyó la creación de dos monarquías, una de ellas fue la Dinastía del Shah en Irán, la otra, la Casa Saud en Arabia Saudita, ambas con la finalidad de contener, por un lado, el avance soviético en el Medio Oriente, y por el otro, la proliferación de ideales panarabistas cuyo principal exponente fue el presidente de Egipto Gamal Abdel Nasser

Fuente: Wilkipedia
Fuente: https://www.elmundo.es/loc/casa-real/2020/07/27/5f1aedf7fc6c830a078b459d.html

Respecto a Irán, EEUU terminó su relación con este país en 1979, cuand triunfó la revolución islámica que derrocó al Shah y en su lugar se implantó un gobierno teocrático. Algunos factores que el gobierno monárquico creó para que naciera esta revolución fueron la occidentalización de la sociedad iraní, que no fue completa, solamente parcial, así como el enfrentamiento del régimen monárquico con los religiosos chiítas, por último, la mala repartición de la riqueza, que a pesar del aumento del precio del petróleo en la década de los 70´s, no ayudo a mejorar el nivel económico de la población irani

Fuente: https://wsimag.com/es/economia-y-politica/50586-la-republica-islamica-de-iran-40-anos-despues

Posteriormente a la instauración de la República Islámica de Irán, este país inició un conflicto armado con Irak, gobernado por el régimen baazista de Sadam Hussein. Ambas naciones representaban una serie amenaza para la seguridad e integridad de las monarquías instauradas en la península arábiga, por lo cual, la causa Saud promovió entre los países de la península arábiga la creación del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG), con el propósito de defenderse conjuntamente de una posible invasión procedente de Irán o de Irak. Aun con esto, al inicio de la década de los 90, Irak invadió Kuwait, convirtiendo los temores de los reinos de la península en realidad. Sin embargo, gracias a la intervención de Estados Unidos y de una coalición internacional, se pudo aislar al régimen iraki, restaurando la estabilidad de las monarquías en la región (González, P. 2021)

Fuente: https://periodicotribuna.com.ar/26777-a-30-anos-de-la-invasion-de-kuwait-las-secuelas-de-la-guerra-del-golfo-golpean-aun-a-irak.html

Después de los ataques terroristas de 2001 a las torres gemelas de Nueva York, por parte de Al-Qaeda, grupo terrorista financiado por miembros de la realeza arábica y de Qatar, en 2003 Estados Unidos invadió a Irak por segunda vez sin en el apoyo y respaldo de las monarquías de la península y logró destruir el régimen de Sadam Hussein. Lo anterior provocó un rompimiento en el frágil equilibrio de fuerzas en el Medio Oriente que ayudo a Irán a aumentar su presencia en la zona, situación que se fortaleció con la guerra israelí contra el movimiento de resistencia islámico – chiita Hezbollah, en el 2006, así como las revueltas árabes de 2010 (Moya, S. 2018).

Fuente: chrome-extension://efaidnbmnnnibpcajpcglclefindmkaj/viewer

La influencia de Irán en la región del Medio Oriente se ha dado en los siguientes países (Moya, S. 2018):

  • Dominio político militar en el Líbano por parte de la organización terrorista Hezbollah financiada y apoyada por Irán.
  • Dominio político y militar de las milicias chiitas en Irak.
  • Apoyo al gobierno de Bashar al – Assad en Siria, frente a la sublevación de fuerzas salafistas yihadistas apoyadas por Arabia Saudí, Qatar y Turquía.
  • Por último, el apoyo que ha proporcionado el régimen iraní al movimiento guerrillero de los houthis en Yemen.

Se puede observar con lo anterior, que la invasión de Estados Unidos a Irak provocó el surgimiento del conflicto entre Arabia Saudí e Irán por el dominio de la región, mientras que la casa Saudí se apoya de Estados Unidos, Irán se ha opuesto a la presencia de potencias extranjeras en la región.

Para ello, la casa saudí ha buscado el control de los recursos energéticos en la región, a través de una política petrolera que vaya de la mano con los intereses de Estados Unidos, buscando la estabilidad del precio del petróleo, e incluso, el bloqueo de la construcción del gasoducto Irán – Irak – Siria, lo que ayudaría a Irán a mejorar su oferta petrolera (Ghotme, R et al. 2015). Sin embargo, dicha política de buscar el control sobre las demás naciones en la península arábiga ha empezado a generar controversias entre las naciones, principalmente entre Qatar y la casa Saudí (Moya, S. 2018).

Arabía Saudí es la segunda economía del Medio Oriente, detrás de Turquía e Irán es la tercera. Para Arabia Saudí el 90% de sus exportaciones son petroleras, mientras para Irán son el 80%. Con respecto a las reservas petroleras, Arabia Saudí se ubica en el segundo lugar a nivel mundial, e Irán en el cuarto lugar; en cuanto a las reservas de gas, Irán se coloca en el segundo lugar, mientras que Arabia Saudí en el quinto lugar (Moya, S. 2018).

Arabia Saudí se enfrenta a un problema interno muy grave, el Fondo Monetario Internacional pronosticó que las reservas petroleras de esa nación se podrían acabar a corto plazo, es decir, en menos de diez años

Se puede decir que un posible conflicto entre ambas naciones provocaría un aumento considerable en el precio del petróleo a nivel mundial, así como la entrada de alianzas apoyando a ambos países, como por ejemplo, Estados Unidos y Reino Unido a la monarquía Saudí, mientras, el Hezbollah, y posiblemente Rusia y China apoyando a Irán, sin embargo, el costo económico y poblacional sería muy alto para ambas naciones, por consiguiente, continuará la guerra proxy o guerra indirecta entre estos países, en diferentes escenarios del Medio Oriente (Gutiérrez, F. 2018).

Referencias.

  • Ghotme, R., Garzón, I., Cifuentes, P. (2015). Las relaciones internacionales de la guerra civil siria a partir de un enfoque regional, hegemonía y equilibrio en el Medio Oriente. Estudios Políticos número 46. Instituto de Estudios Políticos Medellín, Colombia.
  • González, P. & Hernández, D. (2021). La estrategia de Arabia Saudí en el Consejo de Cooperación del Golfo. Espacios de cooperación y conflicto. Estudios de Asia y África. Vol. 56. Número 1. Colegio de México.
  • Gutiérrez, F. (2018). Yemen: un escenario de guerra y crisis humanitaria. Oasis, número 27. 2018. Universidad Externado de Colombia.
  • Moya, S. (2018). Irán y Arabia Saudí, rivalidades geopolíticas y escenarios de confrontación. Oasis, número 27. 2018. Páginas 47 – 66. Universidad Externado de Colombia.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*