Japón a finales del siglo XX

En la década de los 90, del siglo XX, Japón sufrió una de las crisis económicas más grandes de su historia, incluso se llega a comparar con la que se presentó poco después de la Segunda Guerra Mundial (Solis, 2010), incluso se le conoce como la década perdida.

Cabe hacer mención, que los problemas y los aciertos que se tienen en el presente son derivados de decisiones que se tomaron anteriormente, la crisis japonesa de la década de los 90 no es la excepción. En la década de los 80, se tomaron decisiones que repercutieron en la crisis, como se puede observar a continuación.

La primera de ellas, fue la apreciación del yen, la cual se llevó a cabo, después de una reunión del grupo conocido como G5, compuesto por los países más ricos del mundo (Estados Unidos, Japón, Alemania, Francia y Reino Unido), convocados por el secretario del tesoro de los Estados Unidos, con el objetivo de que los países invitados apreciaran sus monedas y así disminuir el déficit en la cuenta corriente de la balanza de pagos de este país (Solis, 2010), derivado de ese acuerdo, el yen japonés se apreció en un 50% con respecto al dólar, dando como resultado una disminución en las exportaciones japonesas.

La consecuencia que se presentó fue una disminución en las exportaciones japonesas y un aumento en las importaciones, entre 1988 y 1989, el superávit japonés disminuyo de 95,300 a 60,000 mdd (Solis, 2010).

Otros elementos que se presentaron en esa década fueron los siguientes:

  • Un primer factor que afectó a la economía japonesa fue el incremento del precio del petróleo, el cual, llego a cotizarse arriba de los 30 USD por barril, en la década de los 80.
  • Japón es una nación que se caracteriza por el alto nivel de ahorro de sus ciudadanos, por ejemplo, el ahorro obtenido en 1980 fue el 31% del PIB de ese país, mientras que en el mismo año, Estados Unidos fue del 19% y Alemania del 29% (Solis, 2010), situación que ayudo al financiamiento a las grandes empresas, derivado a que los bancos contaban con una oferta creciente de recursos, lo que permitía la aplicación de tasas bajas de interés.
  • Otro elemento fue la liberación del sector financiero japonés, lo que permitió a las grandes empresas financiarse por medio de emisión de deuda o bonos en el mercado de deuda, lo que provocó que los bancos, con grandes recursos financieros, tuvieran un auge crediticio, a partir de 1986, tanto al sector inmobiliario, como al familiar (Solis, 2010).

  • Derivado de la disminución del ritmo de crecimiento, el Banco Central Japonés, disminuyó la tasa de interés, llegando a 1987 a un 2.75% (en 1985 era de un 5.0%), provocando una mayor disponibilidad de crédito, aumentando así los precios en la bolsa de valores de Tokio y los bienes inmuebles en toda la nación (Solis, 2010).
  • Otro factor que influyó en la crisis japonesa, fueron los casos de corrupción, tanto del sector público, como del privado y financiero que afectaron la credibilidad de las instituciones de Japón (Kerber, 1993).

En 1989, el banco central japonés tomó la decisión de incrementar la tasa de interés, por lo que, para diciembre de ese mismo año, se había fijado en 4.5%. Lo que afectó en la caída de los precios de la bolsa de valores de Tokio, así como de los precios en el mercado inmobiliario.

Lo anterior provocó una grave crisis económica en Japón, disminuyendo el consumo interno, quebrando algunos bancos regionales, fusionando otros, créditos incobrables.

Dicha situación se complicó derivado a que a mediados de la siguiente década (90), las naciones del sureste asiático se enfrentaron a una crisis económica, disminuyendo sus importaciones procedentes de Japón, considerando que el 45% de las exportaciones japonesas se dirigen a dichas naciones (Kerber, 1993), su situación económica empeoró. Por tal razón, la década que comprende de 1993 a 2003 se le conoce como década perdida.

Por otro lado, Estados Unidos también ha presionado a Japón para que incremente su gasto militar y así participe con mayor actividad en el control de esa región del mundo. Lo que conlleva a una modificación al artículo 9 constitucional el cual menciona que “… el pueblo japonés renuncia para siempre a la guerra como derecho soberano de la nación…” (Williams). Sumándose el incremento de la actividad china en la región, así como de su presupuesto militar, lo que obliga a Japón considerar su actividad militar en la región y en el mundo entero (Toledo, 2004).

Fuente: http://actualidad.rt.com/actualidad/view/83136-japon-aumentara-presupuesto-militar-tension-china-islas-disputa

Dicha situación pone en alarma a sus vecinos que, durante la Segunda Guerra Mundial, sufrieron de la invasión japonesa, así como del mal trato y explotación por parte de tropas japonesas. Asimismo, las discusiones que tiene con China, por las islas Senkaku (para Japón, para China islas Diaoyu), y con Corea del Sur por la islas Takeshima (para Japón) y Dokdo para Corea del Sur complican dicha situación. La cual se ha agravado derivado de la visita del primer ministro japonés en turno (2012), al santuario de Yasukuni, el cual honra a los militares japoneses que perdieron la vida en las guerras que ha participado Japón, especialmente aquellos que fallecieron en la Segunda Guerra Mundial, incluyendo a personajes que son considerados criminales de guerra (Japón C. , 2013).

Fuente: http://www.zweiterweltkrieg.org/phpBB2/viewtopic.php?f=8&t=2562&start=0&st=0&sk=t&sd=a

Bibliografía

Japón, C. (2013). Conoce Japón . Recuperado el 5 de Julio de 2015, de http://conoce-japon.com/gobierno/discusiones-trilaterales/

Kerber, V. (1993). Japón. Asia Pacífico, 197-208.

Solis, R. (2010). La crisis financiera del Japón de los años 90: algunas lecciones de la década perdida 1992-2003. Análisis económico, XXV(60), 201-239.

Toledo, D. (2004). El Japón de 2004: ¿Una luz al final del largo túnel? Asia Pacífico 2004, 165-195.

Williams, J. (s.f.). Article 9. Recuperado el 05 de Julio de 2015, de http://www.article-9.org/en/images/article_9_flyer_esp.pdf

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*